Marga y yo, que provenimos del mundo de los eventos, el marketing y la comunicación, decidimos juntar nuestros caminos profesionales una mañana del mes de marzo de este año, dando lugar a una empresa, Aragón Eventos, en la que hemos puesto mucha ilusión y unas dosis ingentes de energía positiva.